CRÓNICAS INDOCHINAS 3: «El mundo como teatro. Las huellas de tres personajes en busca de autor»

Buda y flor SukhotaiEl hombre es arrojado en el mundo como el personaje dentro de la obra. Los prados, montañas, selvas y ciudades no son más que la escenografía en la que el sujeto debe aparecer para dar vida a la escena. Los otros personajes son los que lo configuran, le dan la opción de ser o no ser, de moldearse a sí mismo. No sabemos si la mano del autor está detrás de nuestras acciones, no sabemos ni siquiera si somos libres de elegir una cosa distinta de la que elegimos… sin embargo, debemos creer que escogemos a los personajes que forman parte de nuestra obra y que podemos cambiar de telón.

Nuestro viaje es la historia de unos personajes que caminan con un lápiz entre los dedos de los pies, escribiendo su propia obra.

Roberto cabaña SukhotaiLuego de este breve prefacio, les cuento que llegamos a Sukhotai a las 5:30, tras un trayecto nocturno en bus y nos quedamos en unas cabañas muy agradables, llamadas Garden House.

Por la mañana, desayuno algo parecido a unos choricitos a la parrilla, pero muy picantes, comprados en un puesto callejero y tomamos un tuk tuk que nos lleva a la zona antigua de la ciudad.

ElefantesRecorremos en bicicleta los monumentales templos en honor a Buda y, en nuestro trayecto, podemos contemplar el paseo de los elefantes llevando  personas sobre sus elevados lomos.
Tras la extenuante jornada, volvemos a la zona del hostal para degustar unas patas de rana fritas y luego unas sopas thai para cerrar la noche. Última cena en Sukhotai, ya que mañana emprendemos viaje hacia Mae Sot, donde empezará nuestro primer trabajo junto a ONGs

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *