CRÓNICAS INDOCHINAS 10: «Un concepto andino para definir a los HNP. Dos días en Vientiane»

Laos - Vientiane Templo 7En el imperio Inka la relación de las comunidades locales, pertenecientes al imperio, y el poder central del Cusco se sustentaba en una relación de reciprocidad y autonomía para las comunidades en la mayoría de los aspectos de la vida cotidiana; a cambio, el Inka garantizaba la paz y asistencia en los tiempos de malas cosechas. Una de las cosas que más sorprendieron a los cronistas españoles fue que en todo el mundo andino no existía la pobreza, que era moneda común en Europa en aquellos tiempos. Las comunidades locales poseían tierras a distintos niveles de altura – los centros urbanos solían estar a más de 3000 m. de altura- y separados por varios días de camino, en las comunidades más importantes, lo que les garantizaba la autonomía gracias a la complementariedad ecológica, en un modelo que el historiador John Murra denominó como «archipiélagos verticales». Para poder acceder a esos recursos, las comunidades funcionaban con un modelo de «mitimaes», que eran trabajadores que, por turnos, debían desplazarse a varios días de camino, a veces hasta meses, para poder obtener los recursos. En ocasiones el «mitimae» no regresaba nunca al núcleo urbano del que formaba parte y vivía, en las épocas de mayor extensión del imperio, a más de 1000 km de su hogar; sin embargo, nunca dejaba de formar parte de su comunidad. Cuento esto porque creo que los HNP somos «mitimaes» de una comunidad que se ha ampliado y abarca hoy a todo el globo terrestre y por turnos, como los andinos, debemos recorrer todo el vasto mundo aunque nuestro lugar esté en alguna parte.

Laos - Vientiane Arco Triunfo 3Con las imágenes de las cascadas aún frescas, partimos en un viaje nocturno hacia Vientiane, capital de Laos. Viajamos en un bus-cama, con colchones, lo que nos permite aprovechar las horas muertas que separan una ciudad de otra para dormir.Llegamos temprano a Vientiane y los
cuerpos ya sienten el desgaste de tres semanas de comidas nuevas, caminatas agotadoras y jornadas intensas. Tal vez por eso, tal vez porque era la primera vez que teníamos una habitación con aire acondicionado, Vientiane se convierte en el lugar en el que recuperamos fuerzas para continuar nuestro viaje.

Laos - Vientiane Templo 1Aún a pesar de la reducción de la intensidad de estos días, el primer día lo invertimos en visitar templos, el arco del triunfo lao y para caminar por el elegante bulevar que nos conduce hasta el buda acostado. Se puede notar la diferencia entre la gran capital monumental de Laos y los pueblos que hasta ahora habíamos visitado.Por la noche salimos a festejar entre cervezas y la comida más picante que hemos comido hasta ahora, y proseguimos la noche yendo a bailar a una discoteca local, desde donde pudimos ver el partido Atlético Madrid-Real Madrid.Tras esta breve parada en la gran ciudad de Laos, continuaremos viajando hacia el sur, para llegar al pequeño poblado donde se encuentran las cuevas de KhongLo. Eso ya es historia de otra crónica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *