#CRNic16 Episodio 4. «En las profundidades marinas: Playa Hermosa»

IMG-20160803-WA0022[1].jpgMi punto de partida esta mañana es un lugar ya conocido por ustedes: San José. Ayer por la noche ha llegado Laura González, la chica asturiana, y hoy ya partimos directamente a Playa Hermosa en autobús en un trayecto de seis horas.

Playa Hermosa es una tranquila playa guanacasteca enmarcada entre montañas de abundante vegetación, vecina de la más conocida y turística Playas del Coco. En este apacible lugar nos toca armar las carpas y desempolvar nuestras esterillas y sobres de dormir. Tras concluir con el montaje de nuestro refugio temporal, partimos hacia la calmada playa de blanca arena, que se encuentra a tan sólo cincuenta metros de nuestro campamento.

IMG-20160803-WA0040[1]La tarde se evapora entre baños, charlas, cervezas y cantos, custodiados por las majestuosas palmeras que vigilan el lento declinar del día.

Por la noche armamos una bellísima hoguera que nos sirve de excusa para que Laura, la última viajadora en llegar, se presente ante el resto del grupo y los viajadores se presenten ante ella. El suave reflejo de los últimos leños iluminan nuestros cansados rostros, mientras Nino nos hace un pequeño repaso de las Aulas Errantes que articulan discursivamente las realidades de los países que visitamos. Así, lentamente, como se van apagando los últimos rescoldos ante la cómplice mirada del mar, vamos marchando uno a uno a nuestras carpas a dormir.

IMG-20160803-WA0044[1].jpgLa segunda jornada en Playa Hermosa ha sido realmente increíble. Bien temprano en la mañana partimos en un lanchita hacia las profundidades marinas para hacer snorkel. Ese mundo de Poseidón nos fascina con sus multitudinarias camadas de animales de todo tipo: algunos de colores vivísimos, otros solitarios, los siempre temidos congrios, una raya marrón con manchas negras, erizos y hasta algún pulpo. La sensación durante esa hora de snorkel es indescriptible, pues mientras que la vista no cesa de buscar nuevas especies, los pulmones buscan fatigosamente el oxígeno y la imaginación nos invita a soñarnos como seres acuáticos, en ese preciso instante una ola choca contra nuestro cuerpo y disuelve ese gran teatro de sensaciones.

Al volver al barco, con los cuerpos mojados secándose al sol, comemos una piña muy sabrosa y, mientras distraídos conversábamos sobre nuestra breve vida bajo el mar, tuvo lugar una escena maravillosa: un recital de ballenas que, paralelas a nuestra lancha, saltaban con majestuosidad y volvían a sumergirse escapando de nuestra mirada. ¡Un verdadero espectáculo!

IMG-20160803-WA0046[1].jpgPara la noche compramos unos pescados frescos que nos venden unos pescadores locales. Angela los prepara con morrones, cebollas y papas, todo cocinado al calor de las brasas. Tras esta deliciosa cena, nos empezamos a despedir del suelo costarricense, con gran alegría, por continuar nuestro rumbo, pero con la nostalgia de estar dejando atrás un suelo tan bello y generoso.

¡Pura vida, Costa Rica!

0 thoughts on “#CRNic16 Episodio 4. «En las profundidades marinas: Playa Hermosa»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *